domingo, 15 de diciembre de 2013

Panna cotta de lúcuma con praliné de almendras

Esta es una versión "chilenizada" de la clásica panna cotta italiana ya que es de lúcuma. La panna cotta es un típico postre italiano y su nombre significa crema (panna) cocida (cotta). Su principal ingrediente es, como dice su nombre, crema. Con la ayuda del colapez hacemos que la mezcla de crema adquiera esa consistencia más de flan que adquiere al final. La receta base de la panna cotta es crema, azúcar, vainilla y colapez. La gracia es que es una receta muy simple pero a la vez muy versátil ya que se puede combinar con distintas salsas o frutas. Es un postre ideal para el verano ya que es fresco y queda muy bien con salsas de berries pero obviamente es siempre bienvenido en cualquier época del año. Esta receta es para muchas personas, por lo que si se quiere para menos simplemente se disminuyen los ingredientes proporcionalmente (dividir en la mitad por ejemplo) e incluye una salsa de chirimoya que se puede reemplazar por otra en caso de que no sea época.  

Ingredientes (para 10 a 12 personas): 

Praliné:

  • 150 gr. de azúcar rubia
  • 160 gr. de almendras
  • Aceite
Panna cotta:
  • 16 gr de colapez (entre 6 y 7 hojas)
  • 1 lt de crema
  • 400 gr de pulpa de lúcuma
Salsa de chirimoya (opcional):
  • 80 gr de azúcar rubia
  • 1 chirimoya
  • Frutillas para decorar
Preparación:

1) Preparamos el praliné. Colocamos el azúcar en una olla y la cubrimos de agua. Cocinamos a fuego medio hasta formar un caramelo y lo retiramos del fuego. Aceitamos una fuente, distribuimos las almendras y las cubrimos con el caramelo y dejamos reposar hasta que se enfríe. Una vez frío lo sacamos del molde y procesamos en la 1,2,3. Reservar. 




2) Preparamos la panna cotta. Cubrimos las hojas de colapez con agua fría y dejamos remojar por 5 minutos. Aparte, colocamos en una olla la crema y la pulpa de lúcuma a fuego medio. Retiramos del fuego y dejamos enfriar. Estrujamos las hojas de colapez y las agregamos a la mezcla de crema aún caliente. Agregamos el praliné y mezclamos todo. Ponemos en el molde adecuado (o en pocillos individuales tapados de plástico) y dejamos cuajar en el refrigerador por 3 horas al menos. 



3) Preparamos la salsa. Colocamos en una olla el azúcar y cubrimos con agua fría. Cocinamos a fuego medio hasta que se disuelva y añadimos la chirimoya previamente pelada y picada. Llevamos a ebullición, dejamos enfriar y licuamos la mezcla. Desmoldamos y servimos bañando con la crema y decorando con unas pocas frutillas. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario